¿Qué te interesa?

Nuestra vida, nuestro laboratorio

Aquí escribimos de todo, de lo que nos inspira y de lo que no, de personas y sobre todo de perfumes.

¿Podemos ayudarte?

Entra en nuestro test online y te ayudaremos a descubrir tu fragancia favorita.

Test online

  • Inspiración

Aiala Hernando, la manera más bella posible.

09.09.2015

Aiala Hernando nació en Getxo pero lleva tantos años en Donostia que se ha convertido en una donostiarra de pro. O igual deberíamos de hablar en pasado porque hace unos meses se mudó a Amsterdam donde ha ubicado el epicentro de su estudio laboral, porque desde allí se mueve por todo el mundo. Artista visual (lo de fotógrafa se le queda corta) especializada en el fotografía culinaria, ha trabajado para nombres tan importantes como Monocle, Conde Nast Traveler, Basque Culinary Center y hasta la mismísima Martha Stewart. No nos hemos atrevido a preguntarle la edad, pero está claro que es joven, muy joven, para hacer todo lo que ha hecho, y nosotras la admiramos por la humildad que demuestra en todo lo que hace.

Perfumes que se hacen especiales e inolvidables

* Fotos cedidas por Aiala Hernando

Cuéntanos, ¿cuándo empezaste a sacar fotos?

La fotografía es algo que ha formado parte de mi vida desde siempre. Por eso, es difícil decirte un momento concreto en el cual empecé a sacar fotos. Mi padre fue fotógrafo y en mi casa el arte siempre ha estado presente. Por eso ha formado parte de mi vida desde antes que pueda recordar.

¿Cuándo decidiste que querías que fuera tu profesión?

Nunca he tomado una decisión y perseguido un objetivo concreto. Mi profesión surgió, ha ido evolucionando y hoy en día lo sigue haciendo. Soy una persona inquieta y ambiciosa que no se conforma, y esto hace que cada día me plantee nuevos retos y busque nuevas oportunidades. Lo que sí supe es que mi profesión, fuera cual fuera, estaría relacionada con el arte.

Hace relativamente poco te mudaste a Amsterdan y de allí te mueves por todo el mundo. ¿Qué sitios tienen la mejor luz para fotografiar?

No hay sitios específicos que tengan mejor luz que otros. Se trata de sacar el máximo partido de la luz de cada lugar: entenderla, observarla e intentar que se muestre de la manera más bella posible. Esto hace que el lugar no te condicione y seas capaz de buscar la belleza en cualquier sitio.

Hace poco leímos que eres una de las españolas con mayor número de seguidores en Instagram y a nosotras no nos extraña nada porque tus fotos son preciosas. ¿Qué ha significado Instagram para ti?

Instagram, para mí, ha sido una herramienta para dar a conocer mi visión, mi trabajo y para adentrarme en un mundo lleno de gente interesante y creatividad.

Mientras parece que lo que está de moda son las fotos cada vez más luminosas, tú te amparas en el misterio que da la oscuridad. ¿Qué quieres transmitir?

Mi fotografía se inspira en la pintura, en la sutileza de los detalles, la delicadeza de las luces y las sombras… He pintado cuadros antes incluso de realizar fotografías, y esto, junto con mi interés por las Bellas Artes, y la pintura holandesa del Siglo de Oro en particular, ha influenciado mucho mi fotografía.

¿Has notado que el hecho de ser mujer te ha puesto alguna traba?

La verdad es que ser mujer no ha sido nunca problema en ninguno de los aspectos de mi vida profesional. Es algo que aprecio especialmente y algo que me hace creer que una sociedad con una total igualdad es posible.

También das cursos, online y físicos, ¿nos puedes contar dos detalles (así en general) para que una fotografía funcione?

La luz es la clave, siempre. Y después, la composición, el equilibrio y saber hacer que el espectador se adentre en la imagen y sea capaz de leerla con los ojos.

Hablemos de olores... ¿Cuáles dirías que son los tres olores de tu vida?

Si tuviera que mirar atrás y pensar en los olores de mi vida, diría que son el mar, el olor a madera de una bodega y el aroma de la cocina de mi abuela.

¿Algún perfume que te haya marcado especialmente?

No podría elegir uno solo. Cada olor me transporta a un lugar, y sobre todo, a un momento de mi vida. Instantáneamente recuerdo cosas, personas, lugares, sentimientos… y hace que me sienta en ese lugar, en ese momento en particular, otra vez.

¿Alguna vez te has atrevido a preguntar eso de “perdona, qué perfume llevas”?

La verdad es que no, pero lo haría si encontrase un olor que mereciera la pena la pregunta.

¿Eres de las que no puede salir de casa sin perfumarse o de las que se perfuma los días especiales?

Es algo que, en mi vida, va por épocas. Hay momentos en los que necesito ese olor, uno en particular; y otros en los que estoy buscando un olor nuevo, cambiar ese trocito de mi vida para cambiar de etapa.

Mil gracias Aiala por contestar nuestras preguntas y ser un claro ejemplo de que trabajando bien se puede llegar muy lejos.

Comentarios

Aún no hay comentarios en este post.

Escribe un comentario