¿Qué te interesa?

Nuestra vida, nuestro laboratorio

Aquí escribimos de todo, de lo que nos inspira y de lo que no, de personas y sobre todo de perfumes.

¿Podemos ayudarte?

Entra en nuestro test online y te ayudaremos a descubrir tu fragancia favorita.

Test online

  • Inspiración

Perfumes que marcan la diferencia

10.05.2017

Avisamos, este post puede llegar a herir sensibilidades. Hoy venimos a sentar un poco de cátetra con nuestro manifiesto por un olor diferente.

Eva tiene una vecina que utiliza uno de esos perfumes que utiliza todo el mundo. Maddalen el otro día, iba en el autobús y la chica de al lado iba perfumada con ese mismo perfume. Hace una semana, fuimos a la floristería y al lado había una mujer que olía a ese mismo perfume. La prima de Maddalen, en cada comida familiar huele a ese mismo perfume. Eva, en el camino de casa a la tienda, a veces juega a contar cuántas veces se cruza con señoras que huelen a ese mismo perfume.

Personas desconocidas que no tienen un perfume diferenciador

El otro día, hablando con la amiga de una amiga, en seguida nos pusimos a hablar de perfumes y nos confesó que ella también utilizaba ese mismo perfume. Con toda la confianza del mundo, le soltamos eso de que no entendíamos que utilizara el mismo perfume que tantas otras, ella que es de las que emana luz propia, a ver si no quería sentirse algo más especial, un perfume para diferenciarse un poco de la manada. Ahora mismo no recordamos muy bien qué contestó, pero creemos que fue algo parecido a "es que a mí me gusta". La conversación pasó a otros lares pero después, ya a solas, comentamos que qué pena, siendo tan resplandeciente, tan distinta al resto de las chicas que nos cruzamos por la calle, utilizara algo tan homogéneo en el ambiente.

Supongo que el hecho de que a nosotras nos importe tanto utilizar un olor especial, es porque, obviamente, valoramos muchísimo el aspecto olfativo de la vida, pero no nos entra en la cabeza que la gente no lo haga. En nuestro afán de buscar un olor que sea sólo para nosotras (somos conscientes de que es casi imposible, pero nos conformamos con ser la única que lo lleva en todo nuestro entorno, amplio), nos aventuramos a hacer las mezclas de perfumes más diversas a ver qué sale. Las dos tenemos estilos diferentes, y aunque tenemos varios puntos en común, es bonito identificar perfumes que van con cada una cada vez que traemos una marca nueva.

Maddalen siempre cuenta la misma anécdota de sus amigas, dicen que copiarse el perfume es como robarse el novio. Puede que tenerla alrededor compartiendo muestras habrá conseguido que valoren aún más este mundo, aunque a decir verdad, creemos que siempre lo han hecho. Nosotras sólo les hemos dado unas herramientas algo más exquisitas. Gracias a ellas, el mundo de Maddalen huele mejor, disfruta con sus olores, las identifica, de la misma manera que si escuchara la voz de alguna sabría quién es.

Eva también es muy protectora con sus olores. Le importan tanto que le daría algo si alguien de su entorno oliera igual. Por eso ya no suele decir los nombres. Le encanta que los de su alrededor la identifiquen y disfrutar de la variopinta gama de perfumes que se le muestra en su entorno. Desde la lavanda de su padre a las maderas de algún amigo.

Cuando recomendamos perfumes intentamos no repetir, aunque a veces nos resulta difícil. Nos gusta que esa persona a la que aconsejamos, se sienta especial con su olor, que lo sienta propio, y de nadie más. Somos conscientes que teniendo una tienda es imposible seguir nuestra regla a rajatabla, pero sentimos cierta fidelidad con nuestras clientas. Como si vendiéramos trajes para la boda del año.

Es verdad que no es lo mismo compartir olor con conocidos que con desconocidos, pero ¿con tantos? Nosotras mismas tenemos fragancias como CK One o Narciso Rodriguez en nuestro currículum pero, ¿queríamos que ése fuera nuestro sello personal? ¿Por qué conformarnos con olores tan típicos? ¿No queríamos ser un poco más diferentes? Pues sí, y hasta aquí hemos llegado en nuestra búsqueda de fragancias especiales.

Hay personas que no le dan ningún valor a su perfume, les da igual una cosa que otra, y con esas no nos vamos a meter, tiene que haber de todo en este mundo. Pero queremos hacer un llamamiento a todas esas personas que sí que valoran su sello olfativo, que quieren dejar huella, marcar la diferencia. A esas, que no les gustaría ir todos los días vestidas de uniforme por la calle. Sólo decirles que no es tan difícil ni tan inalcanzable. Es suficiente con tachar de la lista esos perfumes que están entre los más vendidos. Ésos, que salen en todos los anuncios y nos ofrecen las dependientas de todas las perfumerías. Buscad más allá de lo evidente. Buscad vuestros tesoros, aquellos que más escondidos están, porque más los disfrutaréis luego. Será como ese rincón que sentís sólo vuestro, porque lo queréis más que ninguno, y os hace sentir tan bien. Pensad que sois únicos, y que por eso, merecéis un olor que sea sólo vuestro también.

Para que luego os digan de verdad eso de "huele a ti". Y sólo a ti.

Comentarios

  • 10.05.2017 - 18:01

    Irantzu

    Me encanta el escrito y me enamoran vuestras palabras. Es importante conseguir encontrarse a gusto en nuestra piel y un buen aroma ayuda a ello. Desde que empecé a perfumarme de adolescente, lo he ido consiguiendo gracias a dos o tres perfumes. He sido fiel. Pero desde que he sido amatxu me ha apetecido cambiar y evolucionar en el cuidado personal. Y creo que voy por buen camino. Habéis llegado a mi paseo vital en el momento oportuno y me estáis dejando pobre ;-) pero os perdono porque me hacéis feliz. Besos, Irantzu
  • 11.05.2017 - 07:54

    Idoia

    Recuerdo que yo usaba hace años, un perfume más comercial y una amiga siempre me decía que le gustaba muchísimo. Un día en Olentzero o Reyes, le regalaron a ella un perfume y lo cambió por el que yo usaba. Es verdad que tenía y tiene todo el derecho a usar lo que le plazca pero me sentí que me habían quitado algo mío. Desde entonces, empecé a intentar buscar cosas "más diferentes".
  • 11.05.2017 - 08:24

    Anita

    Me ha encantado el texto, porque pienso igual que vosotras, utilizo desde los 18 años, sé que es un perfume comercial pero es el mío, Ángel de T Mugler, se ha copiado siempre, se llevó en su momento mucho, bla bla bla... En mi entorno nadie lo lleva, de hecho tengo amigas que dicen "en ti sí pero lo odio por norma general", y ese "en ti sí" es lo que hace que sea mi olor, no uso nada más desde hace dos años. Y ahora que me he vuelto una radical ya no lo considero ni comercial, lo considero mío. Quizás la anécdota más curiosa ha sido reencontrarme con un compañero de residencia universitaria que no veía desde hace 12 años y que me dijera "sigues oliendo igual que siempre", dios que gustazo me dio, jeje. Eso sí, no descarto ir a haceros una visita y que me aconsejéis nuevas cosas :P
  • 11.05.2017 - 10:10

    Rita

    Tannnnnn de acuerdo.... Tanta verdad en esas palabras. Yo, buscadora incesante de esa fragancia "mía y solo mía" tampoco entiendo que la gente no vea que el complemento autentico y real a un look, no es una gafa de sol o un bolso... es el imaginario pañuelo de seda que se deja al pasear por la calle, cuando hueles bien. Enamorada de vuestro trabajo, enamorada de vuestra tienda y vuestro concepto. Deseo encontrar, pero en realidad... creo que deseo más el no dejar de buscar nunca.

Escribe un comentario