¿Qué te interesa?

Nuestra vida, nuestro laboratorio

Aquí escribimos de todo, de lo que nos inspira y de lo que no, de personas y sobre todo de perfumes.

¿Podemos ayudarte?

Entra en nuestro test online y te ayudaremos a descubrir tu fragancia favorita.

Test online

  • Inspiración

Flores por todas partes

07.04.2017

Si es que estamos en primavera, y después del largo invierno, el cuerpo nos pide color y olores florales. Poco nos importa que hasta julio sigamos ansiado ese “Winter is here” que para más inri se desempeñará en parajes muy conocidos para nosotras, hoy hemos venido a hablar de flores.

Rosas, lirios, azahar, jazmín, iris, magnolia, heliotropo, ylang ylang, violeta, nardo, muguet… pocas familias olfativas son tan variadas y diferentes como la de los perfumes florales. Todos tenemos nuestras favoritas, aquellas que nos trasladan a lugares donde estuvimos y echamos de menos. De la misma manera, tenemos alguna que otra que se nos resiste, que sentimos que no podríamos llevar encima, aunque luego hay perfumes que nos hacen desdecirnos (aquí dos que decían que no podían perfumarse con rosas y sorpresas de la vida). Porque para gustos, los colores y los olores.

Pero hablemos de nombres propios.

El lirio nos aparece en su versión más refinada en White Peacock Lily de D.S. & Durga y mucho más empolvado en MyLO de Laboratorio Olfativo. De la misma colección de Laboratorio in fiore, es parte Nun, con su nardo y su ylang ylang, consiguiendo un acabado jabonoso. Un nardo más moderno que el majestuoso Tubereuse de Le Galion y un ylang ylang menos dulce que el Ylang Ylang Nosy Be de Perris Montecarlo. Pero si hablamos de flores dulces, tenemos que hacerle sitio al heliotropo, más desconocido que sus compañeras pero igual de amado. Para muestra la legión de seguidoras que tienen fragancias como What we do in Paris is secret de A lab on Fire o Tardes de Carner Barcelona. Dulce también es la violeta, aunque muchas veces nos muestre su versión más empolvada y amaderada como en Putain de Palaces de Etat Libre d’Orange.

Luego hay flores que no necesitan nada más, como el jazmín, que ya por sí sola tiene olor para dar y regalar, tal y como nos enseña en Drama Nuuï de Parfumerie Generale. También las hay las que son versátiles, como el iris, tan húmeda y terrosa en el Iris de Le Galion y mucho más moderna en la especiada Iris Oriental de Parfumerie Generale. Pero si hay una flor camaleónica, esa sin duda es la rosa, que como siempre decimos, todo lo que le pongas alrededor le viene bien. Desde las notas marinas de Atlantic Rose de D.S. & Durga, a las intensas maderas de Rouge Avingon de Phaedon, pasando por los frutos rojos de Brulure de Roses de Parfumerie Generale o la original combinación de menta y chocolate de Rose Rebelle Respawn de A lab on Fire. La rosa sabe lucir tanto su versión más empolvada en Rose de Taif de Perris Montecarlo, como la más simple y fresca de La Rose de Le Galion. Todas maravillosas. 

¿Pero y si no te van las flores tan opulentas? Siempre estará de tu lado el muguet de Yes I do de Etat Libre d’Orange, la magnolia con cítricos de Magnolia Romana de Eau d’Italie o el maravilloso azahar de Louanges Profanes de Parfumerie Generale.

Si es que, será por flores esta primavera.
Eva & Maddalen

Comentarios

Aún no hay comentarios en este post.

Escribe un comentario